Anuncios

Yo reconozco que los autónomos tienen mucho mérito en este país. Son gente que no se pone mala, por la cuenta que les trae. Luego también hay gente que critica a los maestros porque tienen muchas vacaciones. Yo les digo que si no hay materia prima, porque con el calor no hay quien tenga sentados y concentrados a los niños, que a ver qué vamos a hacer. Así que en estas vacaciones, pues los maestros aprovechamos principalmente para descansar la cabeza y desconectar unos días, y luego ya para ir pensando en el siguiente trimestre y los papeleos que hay que ir haciendo. Y además, quien tenga sus demás hobbies, pues tiene más tiempo. Yo por ejemplo, arreglar esta página y escribir algunos artículos en mi blog, que lo tenía bastante abandonado. Y de paso revisar lo del tema de los anuncios, a ver si funcionan bien y se hacen autosuficientes (gracias a los clics de los visitantes, que agradezco) y no tengo que estar manteniéndolos yo. Porque una cosa es configurar esto, y otra que salgan (que me salen en el móvil y en la web no, por ejemplo), y otra es que además luego tengan su repercusión en la página de Adsense de Google donde se ven reflejados los datos de los centimillos (ojalá euros) que gano cada día.

Pero en fin, volviendo a lo que quería decir. El caso es que empezamos el nuevo año, pero como era lógico pensar, seguimos con los mismos problemas. Hay gente que brinda cuando suenan las doce campanadas, y se piensa que se ha dejado detrás los problemas. Pobres ilusos ¿verdad?

Seguimos con el problema del virus, que básicamente es lo que más nos preocupa a todos ahora mismo. Hace unos días, incluso unos pocos días antes de acabar el primer trimestre, oía (y ahora leía), que lo mismo no íbamos a empezar el segundo trimestre de forma presencial, y que dado el aumento de casos de infectados, no sólo entre personas digamos de la calle, sino entre los propios docentes también, que se iba a volver a la teledocencia.

Anuncios

Yo no me lo creía. Les decía que ya verían como no, porque las escuelas somos como el pan ese del anuncio de la semilla de oro, que lo aguantamos todo, pues esto igual. Lo de la enseñanza está muy bien, es algo muy necesario, pero en caso de emergencia, lo que prima es la economía, que la gente trabaje, y los niños no se pueden volver a quedar en casa, ni los padres tampoco para vigilarles, así que fijo que íbamos a seguir en la escuela, pasando frío con las ventanas abiertas. Lo dije entonces y lo he puesto en algunos comentarios a gente que ha compartido la noticia, no sé si por informar o por asustar.

Hoy en las noticias decía que habían creado una vacuna en Texas para el virus, y que además la habían hecho sin patente, para que fuera de uso libre. Esto es algo así como lo que pedía hace unos días Pablo Iglesias. También han dicho que después de que en Israel están ya con la cuarta dosis de la vacuna, estaban valorando que dado que la variante de omicron tenía mayor capacidad de contagio, pero era más suave en sus efectos, lo mejor era acabar con las restricciones, y cuando la gente se contagiara cada vez más, llegar así a la inmunidad colectiva.

Y la verdad…, lo cierto es que tenemos un problema, todo el mundo, con este asunto. Porque este año ha habido una barbaridad más de contagiados que el año pasado, también es verdad que porque no hemos estado encerrados. Y eso pues aunque haya quien se haya cabreado, lo cierto es que ha salvado miles de vidas. Y por otra parte, una vez que ya tanta gente está vacunada, y que si lo pillan se pasa como un resfriado, pues está feo reconocerlo, pero si al final lo vamos a tener que pillar todos, pues mejor poco a poco que todos de golpe. 

Con lo cual, si además de todo lo anterior, resulta que la propia Consejera de Educación, dijo que no se pensaba vacunar, y los maestros pues como que sí que nos instan a vacunarnos (obviamente no se obliga, porque no se puede obligar a vacunarse a alguien), pues lo cierto es que tenemos un panorama algo raro, como poco. Luego vemos noticias de que el 8% del personal sanitario de residencias no está vacunado, y sabiendo la cantidad de ancianos que murieron, flipamos ¿verdad? Pues algo así.

Sin embargo este tipo de cosas aquí en España no se dicen, o no se admiten abiertamente. Porque claro…, ¿cómo va a salir un político a decir que la gente se contagie, que eso es bueno? Pues no. Digamos que se da por hecho que cada día hay miles de personas que se contagian, incluso estando vacunados, que ya vamos por el 90%, lo cual está muy bien, por lo que poco a poco, entre unos y otros al final llegaremos sin decir nada a la famosa inmunidad de grupo. Y mientras tanto pues pasan los días.

Lo dicho, que mucha precaución, a mantener las medidas lo mejor que se pueda, y quien no esté vacunado, que se vacune, por ellos mismos y por los demás.

Anuncios